Arte cuzqueño
Principal Arriba Arte cuzqueño Canarias Cuba Guadalajara Perú El Cuerpo China Fotografía Potosí Bolivia Alfombras La Orotava Happening Trinidad Rostros Perú

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EXPOSICIÓN "TRADICIÓN Y FE EN CUZCO"

MANUEL MÉNDEZ GUERRERO (Comisario)

 

XIV FESTIVAL DE ARTE SACRO 2003  COMUNIDAD DE MADRID

 

"TRADICIÓN Y FE EN CUZCO"

Manuel Méndez

En el pasado como en la actualidad, Cuzco o Qosqo (que en quechua significa ombligo) fundada en el siglo XII d.C. por Manco Cápac, por mandato de “nuestro padre el Sol” ha sido siempre la ciudad sagrada de los Incas, símbolo de la civilización prehispánica y origen a su vez, de la historia peruana. Capital del Tahuantinsuyo, centro político, militar y administrativo del poderoso Imperio Incaico llegó a abarcar gran parte de lo que hoy es Ecuador, Colombia, Perú, Bolivia, Argentina y Chile.

El Inca Garcilaso de la Vega, el cronista por excelencia de la capital imperial, nos cuenta que todos los viajeros que llegaban al Cuzco debían reverenciar, en un cruce de caminos, a aquel que dejaba la ciudad sagrada, la gran urbe solar donde habitaban los reyes y los dioses.

Desde esta histórica ciudad procede la fascinante exposición de arte sacro cuzqueño, muestra extraordinaria del mestizaje cultural y espiritual entre Dos Mundos: las antiguas y ricas culturas precolombinas peruanas y la española de Carlos V y Felipe II.  

La Conquista  y el Arte cuzqueño  

En el siglo XVI, Francisco Pizarro llega al Cuzco procedente de la ciudad de Cajamarca en una larga y difícil marcha. Tras de sí, deja un reguero de acontecimientos dramáticos que harían cambiar el rumbo de la historia del Perú. En Cajamarca, el 29 de agosto de 1533 dio muerte, en el garrote vil, al último emperador de los Incas, Atahualpa.  

El 23 de marzo de 1534, cuatro meses después de la conquista de la ciudad y en cumplimiento de las capitulaciones otorgadas por el rey de España, Pizarro ordena levantar el Acta de Fundación de la ciudad del Cuzco y la nueva ciudad española emerge, superponiéndose a la antigua traza indígena, una original ciudad hispano mestiza de imponentes iglesias de recios muros de sillería y casonas de linaje castellano, andaluz y extremeño. Las antiguas plazas y canchas o barrios se destinan a nuevos usos. Como ejemplo, la gran plaza de Haucaypata “que es andén a plaza de fiestas y regocijos” (Garcilaso de la Vega); lugar donde  se llevaban a cabo las ceremonias religiosas rituales y militares de los incas (plaza que fue trazada por Manco Cápac como centro simbólico del Imperio) Este gran espacio se dividió en dos sectores o plazas y se construyó una hilera de casas, cerca de la parte central. La primera pasó a denominarse Plaza de Armas o Plaza Mayor y la segunda Cusipata o Plaza del Regocijo (en la Plaza Mayor, destacan la Catedral y la iglesia de la Compañía de Jesús, edificada sobre las casas del inca Huayna Cápac, que estaban situadas en el barrio de Amarucancha o barrio de las culebras grandes).  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Inauguración: CAPILLA DEL OIDOR, ALCALÁ DE HENARES

Acto presentado por el Embajador de Perú en España D. Fernando Oliveras; el Alcalde de Alcalá de Henares D. Bartolomé González y Norberto Albaladejo Director del Festival de Arte Sacro. Asistieron al acto, entre otras personalidades, la Embajadora Dña. Isabel  Allende y el Consejero Cultural de Cuba D. Armando Cristóbal.

 

FOTOGRAFÍAS DE LA EXPOSICIÓN:  CASTRO PRIETO